lunes, 29 de septiembre de 2008

Dios, números y el hombre

Dios creó los números enteros. El resto es cosa del hombre
Leopold Kronecher

Cita extraída de El dedo de Galileo (Capítulo 10: Aritmética) de Peter Atkins

viernes, 26 de septiembre de 2008

Breves Reseñas de Matemáticos: Hypatia de Alejandría

Volvemos a la serie de Breves Reseñas de Matemáticos, que ya toca esta semana. Hoy traigo a otra mujer matemática: Hypatia de Alejandría.

Hypatia fue la primera mujer que hizo contribuciones sustanciales al desarrollo de las matemáticas.

Hypatia era hija del matemático y filósofo Teón de Alejandría y es casi seguro que estudió matemáticas bajo la guía e instrucción de su padre. Es notable que Hypatia haya llegado a ser directora de la escuela platónica de Alejandría hacia el 400 d. C. aunque no fue la primera mujer que enseñase Matemáticas en esa Escuela, ya que antes ya lo había hecho Pandrosia. Allí impartía clases de matemáticas y filosofía, enseñado particular en particular la filosofía neoplatónica.

La principal dificultad que Hypatia tuvo que superar, aunque en este caso no de género sino de tipo político, consistió en ser denunciada por los cristianos por ser griega y matemática, ya que, según ellos: "los buenos cristianos deben cuidarse de las Matemáticas y de los que acostumbran a hacer profecías".

No hay evidencia de que Hypatia haya hecho investigación original en matemáticas. Sin embargo, asistió a su padre a escribir las once partes de su comentario al Almagest de Ptolomeo. También se cree que lo ayudó a producir una nueva versión de los Elementos de Euclides que se ha convertido en la base para todas las ediciones posteriores.

Además del trabajo en conjunto con su padre, Suidas nos informa que Hyipatia escribió comentarios sobre la Arithmetica de Diofanto, las Cónicas de Apolonio y sobre los trabajos astronómicos de Ptolomeo. El pasaje en Suidas no es muy claro y casi todos los historiadores dudan que Hypatia haya comentado otras obras de Ptolomeo aparte de los que escribió con su padre.

Nunca se casó y murió lapidada por los cristianos en el año 415, a instancias de Cyril, patriarca de Alejandría. De ella se ha dicho que ha llegado a simbolizar el fin de la ciencia antigua pues no hubo adelantos importantes en matemáticas, astronomía o física en el mundo occidental, durante los mil años siguientes a su fallecimiento.

Tito Eliatron Dixit.

P.S. Parte de esta reseña y algunos datos han sido extraídos de Matemáticas: ¿un mundo sólo de hombres?, comunicación presentada por Inmaculada Camas, Soledad Fernández y Juan Núñez en las XIII JAEM.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Pues el mío no ha crecido

Así es. Mi coche sigue midiendo lo mismo que cuando lo compré. Ni un centímetro ha crecido. ¿Y porqué cuento esto? porque he encontrado este titular de la edición sevillana de 20 Minutos.

Los vehículos crecen seis veces más que la población



Pero... ¿esto qué es lo que es?

Que no panda el cúnico. Cualquier lector mínimamente inteligente, se daría cuanta que lo que crece es el Número de Coches y no los coches en sí, pero es que el titular se las trae.

En fin, que un poquito más de cuidado a la hora de escribir titulares periodísticos no vendría mal.

Tito Eliatron Dixit.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Los Profesores no deben llorar

Hoy voy a dejar constancia de la situación de muchos docentes en Andalucía. Realmente esta historia me llegó vía e-mail, pero claro, a uno le gusta dar las fuentes originales y googleando por ahí, la encontré. Se trata de el Blog de un profesor de instituto que cada martes publica una columna en El Mundo Andalucía (edición que no está (wtf) online). Vale, es de hace unos cuantos mese... pero por desgracia sigue (y seguirá) vigente.


Los Funcionarios no lloran



Estoy cansado de escucharle a los compañeros: “Fulanito a mí me trabaja”. Estoy cansado de que no me hagan caso los alumnos, ni nadie. Estoy cansado de los dolores de garganta. Estoy cansado de escuchar que los profesores no trabajamos. Estoy cansado de que mi director tenga un horario donde no existen la mitad de sus horas. Estoy cansado de que siempre que escucho “don” sea con ironía. Estoy cansado de los consejos de muchos pedagogos, que no han entrado en un aula jamás. Estoy cansado de que los políticos se apunten tantos que no mete nadie, pero que si alguien los metiera, seríamos nosotros. Estoy cansado de solucionar robos de lapiceros y estuches. Estoy cansado de temer por la chapa de mi coche. Estoy cansado de planes absurdos como el proyecto de calidad, las ecoescuelas, los espacios de paz y todas esas sandeces que no arreglan nada. Estoy cansado de rellenar partes que no sirven y de que se critique Educación para la Ciudadanía habiendo quinientas cosas que están peor. Estoy cansado de pedirle a los alumnos que abran el libro. Estoy cansado de escuchar cómo me faltan al respeto. Estoy cansado de leer noticias de agresiones a docentes, sin que nadie haga nada. Estoy cansado de tener que coger el coche cada mañana y de conducir para llegar a mi puesto de trabajo, mientras muchos impostores aducen una comisión de servicio por enfermedades que no existen.


Estoy cansado de la falta de medios, de las clases de más de treinta alumnos y de sentir que nadie me escucha mientras hablo. Estoy cansado de regañar a los hijos, de regañar a los padres y de que los segundos compren motos a los primeros para celebrar que los he suspendido. Estoy cansado de ver alumnos promocionar, sin aprobar ni el recreo. Estoy cansado de poner notas que no sirven de nada. Estoy cansado de corregir gratis pruebas extraordinarias que se inventa la Junta para engañar a la gente. Estoy cansado de perseguir a los camellos, de buscar droga en las mochilas, de descubrir a niñas embarazadas, de hacer de psicólogo, asistente social, esteticista y hombre de la limpieza. Estoy cansado de ver papeles por el suelo, de escuchar gritos en los cambios de clase, de la Ley del Menor, de las Leyes de Murphy, de ser mirado como un traidor por los alumnos y un mercenario por los padres. Estoy cansado de las promesas de la Junta, de los sindicatos, de las propuestas de los sindicatos, de las propuestas que nunca llegan a nada, de los aumentos de sueldo que nos “proponen”, de asistir al Centro por la tarde para perder mi tiempo, de los cursos del CNICE, de los cenizos cursos del CEP, de preparar actividades que los alumnos no aprecian, del lenguaje no sexista, los membretes de la Junta sobre cualquier cosa, los accidentes, las bibliotecas sin libros y los centros TIC sin demasiados ordenadores y con demasiados tics.


Estoy cansado de los inspectores. Sí, estoy cansado de los inspectores. Estoy cansado de que todo el mundo le eche la culpa de todo a la educación, de que las familias se desmoronen, de llegar a punto del colapso a casa, de las ganas de matar a alguien, de no poder castrar químicamente a los futuros violadores que acosan ya a ciertas alumnas, de los padres que fuman porros delante de sus hijos, de los políticos, de todos los políticos, de absolutamente todos los políticos, de las leyes de Educación, reformas, contrarreformas, análisis e informes infumables. Estoy cansado de pasar frío en invierno, de pasar calor en verano, de la falta de corporativismo, de no ser ni tener autoridad, de que lo rompan todo, de no poder dar clases, de que los contenidos sean una anécdota porque son secundarios en Secundaria, de pedir perdón por explicar a última hora, de las programaciones y unidades didácticas, de colocar unos en vez de ceros, de ver cómo todos se cruzan de brazos, de sentir miedo, de ser engañado, de sentirme solo, de saberme sembrador en el desierto, de tantas mentiras, hipocresía, falta de educación en Educación, blasfemias, políticas e ira.


Estoy cansado. Pero lo sé: son solo gajes del oficio. Los funcionarios no lloran, pero sí pagan impuestos.


Vía PROFESOR CUYAMI.

Tito Eliatron Dixit

martes, 23 de septiembre de 2008

Poli bueno, poli malo

Si eres policía en Sevilla o provincia, y alguna vez tienes que ir de incógnito en un coche para perseguir a algún delincuente.... no olvides ponerte el cinturón de seguridad ante un control de la Guardia Civil.

martes, 16 de septiembre de 2008

Breves Reseñas de Matemáticos: Sofia Sonia Kovalevskaya

Como continuación de la serie Breves Reseñas de Matemáticos, cuyo primer invitado fue Johann Bernouilli, presentamos a continuación un poco de la vida de Sofia Kovalebskaya.

Nació en Moscú, el 15 de enero del año 1850. Vivió su infancia en Pabilino, Bielorrusia. A los trece años empezó a mostrar muy buenas cualidades para el álgebra pero su padre decidió frenar los estudios de su hija. Aún así Sonia siguió estudiando por su cuenta con libros de álgebra, y aquello que nunca había estudiado lo fue deduciendo poco a poco. A partir de los conocimientos que ya tenía, explicó y analizó por si misma lo que era el concepto de seno tal y como había sido inventado originalmente. Un profesor descubrió las facultades de Sonia, y habló con su padre para recomendarle que facilitara los estudios a su hija. Al cabo de varios años su padre accedió y Sonia comenzó a tomar clases particulares.

A las mujeres de su época se les impedía el acceso a la universidad, por lo que se contraían matrimonios de conveniencia. Así se casó con Vladimir Kovalevsky y se marchó a Heildelberg, donde sólo pudo acceder a la universidad como oyente. Pronto atrajo la atención de profesores que la recomendaron para la universidad de Berlín con Weierstrass. Allí tampoco estaba permitido el acceso de las mujeres a las universidades, pero Weierstrass accedió a trabajar con ella en privado. Al mismo tiempo que estudiaba comenzaba su trabajo de doctorado. Durante sus años en Berlín escribió tres tesis: dos sobre temas de matemáticas y una tercera sobre astronomía

Gracias a Mittag- Leffer, Sonia pudo trabajar a prueba durante un año en la universidad de Estocolmo. Tiempo durante el cual escribió el más importante de sus trabajos, que resolvía algunos de los problemas al que matemáticos famosos habían dedicado grandes esfuerzos para resolverlos. Más tarde seria premiada por la Academia de Ciencias de París.

Tito Eliatron Dixit

lunes, 15 de septiembre de 2008

Media menor que máximo


Pues según la noticia aparecida en el Telediario 1ª Edición de TVE del día 15 de Septiembre, parece que la media de audiencia de la etapa del Sábado de la Vuelta a España fue superior al máximo de dicha audiencia (o minuto de oro).

Parece que algún redactor de RTVE, debería volver a clases de matemáticas o se perdió el capítulo de Barrio Sésamo en que explican que la media de un conjunto de valores es menor (o a lo más igual) que el mayor de todos los valores.

Tito Eliatron Dixit

Descubrir

El objetivo de la Física pura es el descubrimiento de las leyes del mundo inteligible; el objetivo de la Matemática pura es el descubrimiento de las leyes de la inteligencia humana.
James Joseph Sylvester

Boletín 150 de la RSME

Tito Eliatron Dixit

jueves, 11 de septiembre de 2008

Becarios de Investigación (y II)


Tal y como prometí, he buscado (y encontrado) la segunda viñeta de Forges que durante algún tiempo adornó la puerta de mi despacho.

En este caso fue durante mi estancia en la UAM. Allí otro compañero precario tuneó esta viñeta de Forges para adecuarla a nuestras perversa mentes becarias (en la original, en vez de FPU, ponía Erasmus).

En fin, demos gracias por haber abandonado el oscuro muno de las becas para entrar en el no menos oscuro mundo de las acreditaciones.

Tito Eliatron Dixit.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

De visita... a la carcel?


Durante mis vacaciones de verano, estuve en Bari (Italia) y visité un pueblecito cercano Alberobello. Allí pude disfrutar de un bonito día de lluvia... y de una visita un tanto especial.

No, esto no es el Monopoly, ni he caído en la casilla de la esquina, no. Resulta que en ese pueblo son típicas unas casas con estancias de forma cilíndrica y techo, Trulli, cuyo singular es Trullo. Ese cartel invitaba a visitar la casa en la que estaba la tienda de la foto... pero no deja de ser bastante WTF.

Tito Eliatron Dixit

lunes, 8 de septiembre de 2008

Breves Reseñas de Matemáticos: Johann Bernouilli



Hoy voy a inaugurar una serie de reseñas de grandes matemáticos de la historia. Comencé a recopilar estas reseñas cuando me casé, pues en lugar de numerar las mesas del banquete, le pusimos nombres de matemáticos y acompañamos con foto y estas reseñas.

La primera de ellas corresponde a Johann Bernouilli. Nació el 27 de julio de 1667 en Basilea, Suiza. 13 años más joven que su hermano Jacob, fue el primero de la familia en dedicarse a las ciencias matemáticas.

En 1690 participa en el primer desafío matemático: la determinación de la ecuación de la catenaria, el cual había sido lanzado por su hermano mayor Jacob. El joven Johann inmediatamente resolvió el problema y asombró a sus contemporáneos, ganando el reconocimiento de la comunidad científica europea.

En 1695, por recomendación de Huygens, le ofrecieron la cátedra de matemáticas en Groninga, donde rivalizó con su hermano en una fascinante porfía matemática, pero que desafortunadamente desembocó en una amarga contienda personal. Johann propuso el problema de la braquistócrona en junio de 1696 y retó a la comunidad matemática a resolverlo antes del fin del año, añadiendo con sarcasmo que la curva era una bien conocida de los matemáticos.

A Johann Bernoulli se deben numerosos resultados relacionados con el cálculo. Pero muchos de estos resultados están tan estrechamente enlazados con los de su hermano y con los del propio Leibniz que hace difícil realizar un justo reconocimiento de lo que pertenece a cada uno.

Tito Eliatron Dixit

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Becarios de Investigación (I)



Hoy voy a dejar constancia de mis años como becario. Sí, yo también fui becario (me siento como en una de esas reuniones de "Precarios Anónimos").

Y para ello voy a enseñaros una viñeta de Forges sobre lo que teníamos que pasar para pedir una beca de investigación. Esta viñeta adornó la puerta del cuchitril de los becarios durante mis años allí e incluso después, aún siguió. En fin, que esto ha sido parte de mi vida como investigador.

Tito Eliatron Dixit

lunes, 1 de septiembre de 2008

Inseparables?


Durante este verano, en Punta Umbría (Huelva), me topé con este peculiar anuncio en una farola. Tras googlear un poco, descubrí que lo que se trata de vender son 2 animalitos: "inseparable papillera" y "ninfa papillera" (unas especies de loros).

Pero cuanto menos me pareció muy WTF lo de INSEPARABLES y tener un precio cada uno... así que no serán tan inseparables.

Tito Eliatron Dixit
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...